JORNADAS ESPIRITUALES 2020 — Advaita Vedanta

Namaste

Os invitamos a las jornadas espirituales que realizaremos a lo largo del 2020 tanto presenciales como on line. Estas jornadas están programadas para hacerlas en fin de semana.

Las jornadas de contacto espiritual de los sábados están abiertas a todas las personas que reciban la iniciación o no. Y las del Domingo serán exclusivas para personas que estén recibiendo la iniciación y son denominadas jornadas de inmersión espiritual

El horario para estas jornadas espirituales es de 9:30 a 18h. parando para comer.
Puedes asistir por la mañana, por la tarde o todo el día.

Programa:

– Charla

– Preguntas y respuestas

– Practica de meditación

La charla y la practica de meditación de la mañana no es la misma que la de la tarde.

Estas jornadas espirituales serán dirigidas por Jesús Sánchez, instructor de la Cofradía Iniciática de la Mayéutica Trascendente.

Las jornadas espirituales son gratuitas, no obstante en la modalidad presencial como el instructor viene del Pirineo se dividirán los gastos del viaje entre los asistentes para quien quiera participar en la contribución. Para poder realizar estos encuentros presenciales hace falta un mínimo de personas que hayan confirmado su asistencia con la suficiente antelación para facilitar la organización.

Las fechas programadas para las jornadas espirituales presenciales son las siguientes:

En Barcelona

  • Mayo, días 9 y 10 En Sants Barcelona
  • Noviembre, días 21 y 22 En Badalona (Barcelona)

En Bilbao (País Vasco)

  • Febrero, días 22 y 23

Las Jornadas espirituales on line se hacen a través de skype y las fechas son:

  • Febrero, días 15 y 16
  • Septiembre, días 12 y 13

Para asistir se requiere confirmar asistencia

Sigue el siguiente enlace para ver más:

JORNADAS ESPIRITUALES 2020 — Advaita Vedanta

INSTANTE PRESENTE — Advaita Vedanta

Parece preferible iniciarse en la observación de una forma fragmentaria, procediendo por etapas sucesivas y respetando el orden de progresión según la dificultad. Lo que significa que comenzaremos por la observación del cuerpo, después añadiremos la observación de los sentimientos para seguidamente añadir la de los pensamientos.

La observación al principio poco analítica de los sentimientos, sensaciones y pensamientos, es una primera etapa muy importante, cuya finalidad es la de llegar al sentimiento de nuestra independencia con respecto a lo que considerábamos anteriormente como nosotros mismos, ya que cometimos el error de identificarnos con la personalidad humana.

Pero a la vez que hayamos conseguido esta sensación de independencia y la hayamos reforzado, deberemos alargar el campo de nuestra toma de consciencia. Para ello, las tres categorías de observación indicadas deben fundirse en una sola, en una observación global; y a esta observación global debe añadirse la observación de acontecimientos y cosas, cuya percepción puebla cada circunstancia.

Se trata de estar plenamente atento y consciente de lo que se manifiesta de instante en instante. Y lo que se manifiesta en el instante presente tanto en el universo interior como en el mundo exterior. Esta división de la realidad entre interioridad y exterioridad no tiene ningún fundamento cuando se trata de una observación integral.

1.217 palabras más

INSTANTE PRESENTE — Advaita Vedanta

SILENCIO INTERIOR — Iniciación al Advaita Vedanta No Dual

Debemos aprender a ser silenciosos. Encontrar el silencio es muy fácil. No hace falta aislarse en una montaña o en un desierto. No hace falta tampoco huir del ruido, ni enfadarse por un ruido desagradable. Basta con hacer el silencio en uno mismo, para inmediatamente encontrar el silencio. El silencio es un compañero eterno.

Acabamos de decir que es preciso aprender a vivir en silencio y ya la posibilidad de una falsa interpretación se erige. Vivir en silencio no quiere decir que tengamos que obligarnos a guardar silencio, que tengamos que imponernos el silencio. Si lo hiciéramos tomaríamos las palabras por realidades, imponiéndonos una severa disciplina que haría de nuestro silencio una forma de crispación y de censura superficial.

657 palabras más

SILENCIO INTERIOR — Iniciación al Advaita Vedanta No Dual

LA SOLEDAD — Iniciación al Advaita Vedanta No Dual

El ego tiene la costumbre de poseerlo todo, es el proceso normal del egocentrismo. Al apropiarse furtivamente de las cosas, el ego se hincha desmesuradamente. Es como un gran saco que en realidad está lleno de nada.

La personalidad con su avidez de posesión intenta, por medio de círculos concéntricos, ejercer un dominio ilusorio sobre el mundo. De tal forma concibe sentimientos de propiedad sobre una vivienda, un coche, una mujer, hijos, padres, familia, país, raza, posición social…

El hombre, aquí abajo, tiene relaciones con las cosas, los seres, los conceptos. En realidad no hay nada más que relaciones, nada le pertenece.

Con dinero puedo comprar diversas cosas, estas cosas son entonces de mi propiedad en el sentido legal y convencional. Pero no son mi propiedad en el sentido egótico. Pues la posesión en el sentido egótico es una extensión del yo. Poseo lo que incorporo al yo, lo que se convierte en parte de mí mismo. Esta incorporación al yo se efectúa porque el sentimiento de posesión se añade sobre la cosa que creo poseer. El sentimiento de posesión engendra el apego: “me importa, pues es mío”. Si me privan de ello: “es como si me arrancaran una parte de mí mismo”.

A cambio de dinero puedo gozar momentáneamente de ciertas cosas. Pero nunca esas cosas formarán parte de mí. Siempre me serán extrañas. Querer a algo como “a la niña de sus ojos” es algo más que un abuso del lenguaje, es el síntoma de una identificación absurda con un objeto.

Las cosas materiales a las que nos identificamos se sienten como una prolongación pasional y sensitiva del yo. Así vemos a automovilistas identificados con su automóvil, y que se sienten heridos cuando otro coche les adelanta.

Cuanto más me proyecto sobre las cosas debido a la identificación posesiva, más frágil soy y más sujeto estoy al sufrimiento.

1.266 palabras más

a través de LA SOLEDAD — Iniciación al Advaita Vedanta No Dual